Buscar este blog

estadistica

jueves, 28 de octubre de 2010

Los colaos del Carranza

En el estadio Ramón de Carranza siempre ha existido la imagen del tipico colao, yo recuerdo que de chiquillo me colaba hasta en el autobus por la puerta de atras para ir al futbol, una vez en el estadio me iba a la caza y captura de un adulto que aceptara cogerme del hombro y colarme con el y su entrada en el futbol. Este truco siempre me dió bastante buen resultado hasta que empezaron a salirme los primeros pelillos donde os imaginais, jajaja, en el bigote malpensaos.
Luego ya más de mayorcito tuve que buscarme otros cuelos tales como la cuerda, las torretas de electricidad, las entradas pegadas, o la escalada libre.
La cuerda solía ser lanzada desde fuera a alguien que ya estaba dentro, que la amarraba para que empezaran a subir, primero los dueños de la cuerda y luego el que pueda, yo solía subir como un mono, que agilidad tenía, recuerdo haber subido muchisimas veces por fondo sur, tambien por la esquina de preferencia con fondo norte, que es la zona de la imagen, y por tribuna, esquina a fondo norte. En la zona que aparece la imagen, hubo un tiempo en el que se podían aparcar vehiculos y todos los domingos llegaba el popular Pepón, sí, nuestro Pepón el de carnaval con sus hijos y aparcaba su camión y venga se bajaban y por la cabina para preferencia ya que el techo de la cabina quedaba a una altura de preferencia al alcance del más bajito.
Por tribuna solíamos subir por las ventanas enrejadas a escala libre hasta arriba, pero eso sí, se necesitaba una mano amiga arriba para que te subiera a pulso, y el que era izado se quedaba para subir al siguiente y así sucesivamente, camaradería entre los gaditanos tiesos como la mojama. La unica vez que me cole de la torre de electricidad situada en tribuna lo pasé fatal, pues tenías que subir por la torre una altura de casi tres pisos y luego saltar unos dos o tres metros hacia el interior de tribuna. Esto sucedía cuando el estadio aun no disponía de visera.
En los trofeos Carranza soliamos pegar las entradas rotas que nos lanzaban desde arriba los que ya habían accedido al estadio y si conocía a algun portero por ser amigo de mi padre le daba en el barullo un paquete de tabacos vacío y pa dentro.
Las anecdotas más graciosas que conozco de los colaos del Carranza era la de aquel que se colaba todos los domingos con un bloque de hielo en el hombro, dandole buen resultado supongo que hasta que el Cádiz compró sus primeras neveras para la cantina, jejeje. Otro ingenioso fue aquel que se ponía un traje de chaqueta azul y se unía a la banda de música con un bombin de bicicleta simulando ser una flauta.
La verdad es que por el Carranza no hay sitio por el que no me haya colado, al igual que en el Teatro Falla y en la mayoría de los cines de Cádiz, pero esa ya es otra historia.

9 comentarios:

  1. solo puedo decir que ste blog me encanta es divino

    ResponderEliminar
  2. Gracias María, tienes la puerta abierta,
    un saludo gaditano.

    ResponderEliminar
  3. Te recuerdo entrar con los repartidores del hielo , con los equipos de la ciudad por la puerta J , ir unos pocos y llevar las entradas el último con una menos. Pero la mejor era la cuerda.

    ResponderEliminar
  4. Lo que ya no entiendo es como te colabas en el autobus,si nosotros nunca hemos pagado al ser nuestro padre chofer jajaja

    ResponderEliminar
  5. joder que buenos recuerdos colarme en el autobus para que darme con el dinero pa jugar a las maquinas y colarme en el carranza, ya te digo.
    Ya no me acrdaba de esas cosas que me hacian tan feliz.
    Gracias picha por recordar todos esos buenos momentos

    ResponderEliminar
  6. Fernando lo del hielo lo dejo caer, leelo bien.
    Angel, los talonarios de tickets de familiar de empleados lo daban a partir de los 14 años, creo, y yo hablo de cuando yo tenía nueve ó diez años.
    Rubio me alegro de que te traiga buenos recuerdos, que pillines eramos, jejeje.
    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  7. Estas equivocado,pues yo recuerdo que iba a valcarcel en Bus cuando estaba lloviendo y yo salí con 14 años de allí.ahora,que en tu época fuera así,pues ya no lo sé,pero no creo,el mismo derecho tiene un hijo de empleado con 8 que con 14 años.

    ResponderEliminar
  8. Si, pero mamá entraba con el carnet solo, y nosotros de su mano, al futbol iba yo solo, tambien recuerdo que los talonarios me duraban muy poco, iba al colegio en autobus.

    ResponderEliminar
  9. ´Decían las momias....
    -Pa los que as se gastan en el carranza, han puesto una visera la mar de gansa, a los de preferencia que es mas barato le prestan un paraguas pa tres o cuatro...y a los de fondo, que van darle si se han colaoooooo.

    ResponderEliminar