Buscar este blog

estadistica

lunes, 5 de abril de 2010

Fermín Salvochea "El alcalde de los pobres" III




Patio interior de la casa donde nació, con una fotografía insertada de su madre.

BIOGRAFÍA


Casimiro Salvoch, arriba a Cádiz en 1783, nacido en Ustarroz, Valle del Roncal, (Navarra).
Hijo de Joaquin Miguel Salvoch y Manuela Fuertes. En los primeros años del XIX se domicilía en la calle del Vestuario, (Hoy, Calle Barrié) dedicandose al comercio de tejidos de seda, hilo y algodón. Don Casimiro tuvo que cambiar su apellido original de Salvoch por Salvochea, debido a la mala pronunciación de los andaluces. Contrae matrimonio en 1803, con Doña Manuela Terry y Terry, gaditana catorce años menor que él. Cuatro fueron sus hijos; Maria de las Mercedes que murió siendo niña, Maria del Carmen, Francisco de Paula y Fermín, padre de nuestro protagonista.
Don Casimiro fallece en 1828, legando sus bienes a cada hijo por igual.
En 1841, Fermín padre, se une en matrimonio con Maria del Pilar Alvarez y Benito, sobrina de Juan de Dios Alvarez Mendizabal. Gracias a esa unión, nace Fermín, nuestro idealista, todos los gaditanos tenemos el privilegio y el honor de ser paisanos de tan noble personaje.
Nuestro protagonista, al ser hijo único, sus padres pudieron ofrecerle la mejor educación posible, matriculandolo en el mejor colegio de Cádiz y uno de los mejores de España de aquellos tiempos, el Colegio de San Felipe Neri. Fundado por Alberto Lista en el periodo 1837-38.
En él estudiaron; Antonio Alcalá Galiano, José Joaquin de Mora, Juan Jose Arbolí, y tuvo como profesor a Eduardo Benot.
El lema del colegio, original de su fundador fue: "Hombres, sois hermanos. Sed hombres",lema asumido en su integridad por Fermín Salvochea.
Contaba D.Eduardo Benot, que siendo Salvochea su alumno, un dia dijo mal la lección de Latín, encerrando Benot al discipulo como castigo, en un cuarto como castigo durante unos momentos.
Un dia, ya adultos, estando de tertulia con Benot y otros amigos, Salvochea preguntó a los presentes : ¿A que no saben ustedes quien fue la primera persona que me tuvo preso? Nadie sabía responder, hasta que benot dijo: Fui yo, pero no me negaras que mi prisión fue mucho más leve que las demás.
A los pocos años se mudaron a la plaza de San Agustín Nº 4. 1858 era el último año en que los Salvochea aparecieran registrados como comerciantes de tejidos, ya que al morir el hermano mayor del padre de Salvochea, deciden traspasar el negocio. En los bajos de su nuevo domicilio establecieron una fabrica de naipes que solo duraría unos pocos años.
Vivían junto al matrimonio Salvochea, además de Fermín, dos primas de la madre; Gabriela y Dolores Mendez, junto a dos sirvientes; Francisco y María.
Cuentan que aún siendo ateo, llevaba del brazo a la madre, todos los dias a misa, y la recogía al termino de ésta. También cuentan que solía tomar café en la cafeteria "El Baluarte", sita en la calle Rosario con un cura amigo suyo.


Siguiente capitulo

3 comentarios:

  1. Fijaros el talante de Salvochea, que aún siendo ateo,trataba y consideraba a todo el mundo como sus iguales, incluso los religiosos. ¿Os imaginais a Fermín en esa época, tomando cafe con el tio de la sotana en "el Baluarte".echando una partidita al mus, al tute o al dominó?

    ResponderEliminar
  2. qué tio más grande. no creo que cádiz vuelva a tener otro igual. te dejo que sigo leyendo ;)

    ResponderEliminar
  3. Compañero: he encontrado tu blog y estoy leyendo poco a poco tus capítulos sobre Salvochea. Me han parecido muy interesantes tus aportaciones y fotos históricas de la época. Seguiré leyendo cada día poco a poco...Te felicito....

    Saludos.

    ResponderEliminar