Buscar este blog

estadistica

martes, 6 de abril de 2010

Fermín Salvochea "El alcalde de los pobres" X


Plaza de San Juan de Dios


Ante la noticia de los enfrentamientos, 30.000 gaditanos abandonaron la ciudad, con dirección al Puerto de Santa María, pero ante la cercanía de las tropas jerezanas, que tampoco apoyaban al cantón, muchos de ellos optaron por regresar de nuevo a su tierra.
El Ayuntamiento cierra al publico 18 lugares de culto.
Se unieron al cantón; Puerto Real, La Línea y Vejer, pero las poblaciones más importantes no lo hicieron.
Algeciras se constituyó en cantón independiente.
Jerez intentó adherirse, pero los voluntarios fueron desarmados por el Ejercito, la Guardia Civil y los carabineros.
El Puerto de Santa María no se decidía, optando al final por el "No".
El Comité prohibio la salida de la ciudad a todo tipo de efectos, para evitar que la población huya con todos sus enseres y alarme al resto de la población.
Queda abolida la libertad de imprenta.
Ante esta situación, buques de guerra extranjeros de apoyo a los nacionales, se congregaron en el puerto de Cádiz.
Dichos buques fueron:

-La goleta austriaca; Velebich.
-La fragata inglesa; The Triumph.
-La corbeta brasileña; Nichteroy.
-La corbeta portuguesa; D.Enrique.
-La corbeta blindada francesa; Jeanne D´arc

Las constantes escaramuzas entre voluntarios y la Marina pasaron a convertirse en una guerra abierta.
El Auntamiento republicano-federal de San Fernando, pretendió que el Capitan General del Departamento Maritimo, dotara de armas y munición a los voluntarios, petición que fue rechazada por la autoridad naval.
Desde Cádiz, Salvochea telefoneó al Capitan General para que se uniera al cantón, siendo rechazada la petición, alegando, que como en todas las repúblicas federales, La Armada pertenecía al gobierno del poder central.
En la noche del 19 de Julio, hubo intercambio de disparos entre voluntarios y la Infantería de Marina. Ante este caríz. Salvochea envía desde Cádiz a San Fernando, cuatro cañones, dos compañías de artillería del ejercito y seis compañías de voluntarios, ante lo cual, la Armada se atrinchera en el Arsenal de La Carraca.



Arsenal de la Carraca


El Cantón se reforzó el dia 21, con un remolcador de la Armada, que se pasa a las filas de los revolucionarios, con 900 hombres más y dos cañones que llegaron por ferrocarril desde Cádiz al mando del Brigadier Eguía. Este mandó un ultimatum al Capitan General, dandole de plazo para la rendición, las nueve horas del dia 22.
A las nueve de la mañana del 22, la Marina ocupa Puerto Real y varios buques toman posiciones en la bahía bombardeando las vías del ferrocarril, para evitar que lleguen a San Fernando, refuerzos desde Cádiz.
Treguas los dias 24 y 25, el cónsul de los Estados Unidos intenta mediar, pero el 26 se reanudan las hostilidades. Las unicas victimas mortales fueron cuatro voluntarios, entre ellos, el Alcalde de San Fernando, D. Federico Mota, al estallarles el cañón que estaban utilizando.
El 27, el gobierno organiza en Jerez un cuerpo militar expedicionario, que desbarata una partida de voluntarios que llegaban de Sanlucar de Barrameda.
El 28, se produce un intercambio de disparos entre los buques de la Armada y los fuertes de artillería de Cortadura, Puntales y Torregorda.
El dia 29, la corbeta "María de Molina" y la fragata "Villa de Bilbao", son dañadas en la refriega.
El 30, la fragata "Villa de Madrid" se adhiere al Cantón. Ese mismo el día, el General Pavía, ocupa Sevilla y se dirige a San Fernando y Cádiz, llegando a Puerto Real el 2 de Agosto.
Los voluntarios de San Fernando, se hacen fuerte en Cádiz, mientras que la Marina ocupa San Fernando, desarmando a los pocos voluntarios que quedan rezagados.




General Pavía

El dia 3 de Agosto, el Comité anuncia resistencia a ultranza, miles de gaditanos huyen y la fragata "Navas de Tolosa" es tomada por la flota extranjera, fondeada en aguas de Cádiz. Además, los sargentos de artillería del ejercito, hasta ahora cantonales, ocupan los puntos estrategicos de la ciudad en nombre del poder central. Tras un breve tiroteo es tomado el Palacio de la Aduana y disuelto el Comité.
Cónsules extranjeros se hacen cargo del gobierno, hasta la llegada de las tropas gubernamentales, llegando primero, la Infantería de Marina y más tarde, las tropas del General Pavía, finalizando así la aventura del Cantón de Cádiz.
El total de bajas de la revuelta cantonal fue de tres muertos y cuatro heridos graves, por parte de la Armada y diez muertos y un centenar de heridos graves en las filas de los cantonalistas.


Siguiente capitulo

1 comentario:

  1. hola hoy me has enviado dos comentarios a mi blog, por equivocacion, pero me han servido para conocer tu blog, que voy a incluir en el mio, en mi lista de blog un saludo y espero verte por mi blog de vez en cuando un carnavalero del mundo, saludos

    ResponderEliminar